Día 341 – El desodorante –

A la mayoría podrá parecerle una boludez esto que les voy a contar pero quizás haya alguien que me entienda.

Es sabido por los investigadores de mercados que el desodorante es un producto de compra repetitiva y afectiva, esto quiere decir que cuando uno encuentra uno con el que se siente cómodo, cumple bien su función y huele bien difícilmente lo cambie por otro a pesar de que las demás marcas intenten carcomernos el cerebro con sus publicidades.

Y así transcurre la vida, uno puede cambiar de trabajo, de casa, puede casarse y divorciarse, puede incluso volver de la muerte pero si está realmente apegado a su desodorante no siente la necesidad de destinar una porción de sus energías a considerar o incluso probar otro.

En mi caso mi desodorante y yo llevamos juntos casi 10 años de relación. En el medio mis hormonas se alteraron y el sufrió varios cambios de logo, precio y packaging y aún así mantuve mi fidelidad siempre hasta esta tarde en la que parado frente a la góndola y conflictuado con mi presente decidí hacer un cambio drástico.

Y si, algunos se cortan el pelo, otros se van de viaje, otros renuncian a todo y ponen un bar en la playa y hay otros que, como yo, un día en el que queremos sentirnos mejor cambiamos de desodorante logrando que sea eso, aunque sea por un instante, lo que nos haga un poco felices.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s