Día 306 – El agua –

La imagen es la de un pez cuando lo sacan a la superficie y hace movimientos exagerados con su boca desesperado por agua. Ahora cambien el rio por una cama y en lugar de un pez imaginen a un pibe de 26 años, que  recién se despierta, tiene que ir a trabajar y tiene una fuerte resaca producto de una noche donde lo que faltó fue agua.

Ahora visualicen al pez o al pibe arrastrándose hasta la cocina ya casi sin aliento e imaginen entonces la sensación de alivio que cualquiera de los dos sentiría al encontrarse con una botella de agua bien bien fria.

Fue sólo un instante y si hubiese tenido una cámara a mano podría haber filmado o un comercial de agua mineral  decorado con palabras como ¨frescura¨ ¨sed¨ ¨sed terrible¨¨garganta seca¨ o ¨no tomo más¨ o un documental de Discovery channel sobre la deshidratación de los peces.

No lo hice, la cabeza la tenía en la mano, pero puedo decirles que  fue ese instante de hidratación lo que hoy me hizo un poco feliz.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s