Día 199 – El progreso –

Las cuadras que camino todos los días a la mañana y que me llevan a la parada del bondi son las mismas que caminé durante toda mi adolescencia para ir al colegio. Esa casualidad hace que conozca como nadie la ubicación de cada una de las baldosas flojas con las que están minadas esas cuadras. Aún así, es como si todos los días cambiaran de lugar y sin importar que tanto las conozca de todas he sido víctima en alguna oportunidad, ninguna se apiadó ni de mis jeans ni de mis zapatillas, ni de ojotas, ni aún cuando tenia que ir bien vestido a una entrevista de trabajo.

¨A todo caballo le llega su San Martín¨ hubiese dicho mi abuela, frase revanchista que podría acompañar con otras como ¨no hay mal que por bien no venga¨, ¨más las hace más las paga¨ y ¨tomen putas tomen¨. Frases que repetí en mi cabecita esta mañana mientras caminaba por las calles de siempre y me sorprendí al ver al progreso hacer su trabajo.

Había tomado forma de cuadrilla del Gobierno de la ciudad y con sus picos y sus palas un grupo de obreros cambiaba baldosas por el nuevo cemento alisado, hecho que me hizo suponer que a partir de mañana empezaré, después de mucho tiempo, a llegar a mi trabajo con los pantalones y las zapatillas secos. Hecho no menor que hoy me hizo un poco feliz.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s