Día 196 – Expertise –

Esto de buscar  algo que me haga feliz todo los días me esta convirtiendo de alguna manera en un experto en la materia. Así como cuando un manager de fútbol con sólo ver correr a un chico de ocho años puede detectar que tendrá un futuro prometedor en algún club europeo, o como cuando una maestra predice que su alumna, esa que pasa del llanto a la risa en un segundo, será una actriz exitosa, yo estoy logrando en algunas oportunidades prever el potencial que tienen las cosas o ciertas situaciones para darme el momento feliz del día

Estaba muerto de frío en una esquina esperando un taxi. A lo lejos divisé algo que parecía tener un cartelito rojo sobre el lado izquierdo, pero no lograba distinguir si era o no lo que yo esperaba. Después de unos segundos, a medida que siguió avanzando en dirección a mi y una vez que no había dudas de que era un taxi pensé ¨si, si es lo que yo creo que es ya está, tengo el post del día, si si si si si si¨y si así fue. Con ayuda de mis ojos recién operados detecté el momento feliz del día a dos cuadras de distancia. No, no me hizo feliz que viniera un taxi, lo que hoy me hizo un poco feliz fue que el taxi fuera una de esas cómodas camionetitas grandes, con olor a nuevo, recién salidas del concesionario en las que cuando indicas el destino en vez de decir a Pampa y Libertados te dan ganas de decir ¨ derecho por esta hasta que llegues a Bariloche¨.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s