Día 175 – La garrapiñada –

Vacaciones de invierno de 1992, de repente las recuerdo como si hubiesen sido ayer. Alegría para mi que me quedaba en mi casa por dos semanas, desesperación para mis viejos que no sabían que hacer conmigo y con mi hermana.

Con el furor de los 90 reinaban en nuestro país modas de las más ridiculas como los chupetitos que coleccionaban las minas, los camperones esos de colores que ibamos a comprar a Munro o a la Avenida Forest o la obra de teatro de la Banda del Golden Rocket.  A su vez, entre estas curiosas modas se encontraban mis mayores heroés de la infancia, las Tortugas Ninjas.

Cómo la mayoría de los fanáticos tenía todo desde juguetes y cartas hasta calzoncillos y sweaters fosforecentes con sus caras. Todo lo que me importaba era esperar a las 5 de la tarde para que en un programa de Canal 13, si no me equivoco conducido por Manuel Weirtz, pasarán un nuevo capítulo. Imaginen entonces mi emoción cuando me enteré que durante esas vacaciones de invierno estarían en vivo en un show en el Luna Park. Y ahí me llevó mi viejo, que no le alcanzaban las manos para agarrarme cada vez que las tortugas, para mi totalmente reales en ese entonces, aparecían en escena. Obviamente durante el intervalo accedió a comprarme el merchandising pertinente, el bastón que usaba Donatello y su respectivo antifaz de color violeta.

Hacía mucho que no recordaba nada de este suceso, hacía mucho que un aroma no me trasladaba tan concretamente a algún evento de mi infancia pero cuando esta tarde salí de la Rural sentí ese olorcito inconfundible, ese olorcito que para muchos podrá significar paseos en familia, con abuelos, idas al circo o al zoológico o al ItalPark para los mas grandes, ese olorcito único que sale de los puestitos que venden garrapiñadas. Me tenté y por dos pesos me llevé un paquete de buenos recuerdos o de garrapiñadas como quieran llamarlo, y fue eso lo que hoy me hizo un poco feliz.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “Día 175 – La garrapiñada –

  1. LaFont

    Ufff….qué recuerdo! Mi tortuga favorita también era Donatello y la que menos me gustaba era Leonardo, por amarga. El momento que me quedó grabado de ese show era cuando el maestro Splinter cantaba una canción sobre las ondas en el agua. Y cuando las tortugas tiraban pizzas de gomaespuma a la marchanta.

    • No recordaba lo de Splinter, si lo de las pizzas y además me hiciste acordar de ese momento único en el que el tortumovil entraba a escena. INCREIBLE!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s