Día 142 – La dosis –

Todas las noches, sin importar la hora que sea, antes de irme a dormir se repite en mi casa la misma escena. Aparezco en la cocina, prendo la luz, abro la heladera, tomo un sorbo de Coca del pico de la botella, agarro una cuchara y la sumerjo dentro de un pote de dulce de leche La Serenísima estilo colonial, dejando para los días en los que me siento más atrevido la repetición de esa secuencia.

Si bien por lo general este es un hecho tan reiterativo como menor, creo que merecía ser reconocido en algún momento como motivo de felicidad y es por eso que creo justo decir que esa dosis de dulce de leche fue lo que hoy me hizo un poco feliz.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una respuesta a “Día 142 – La dosis –

  1. Marcelo

    Coincido 100%!!!!!. Y no una sola sino varias cucharadas de dulce de leche directamente del pote a la noche es lo mejor que te puede pasar.

    Si después la balanza y los análisis dan alguna señal en sentido contrario, no importa la felicidad plena ya fue lograda.

    PD: tengo un pote de un kilo en la heladera esperando!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s