Día 57 – Las excusas –

Durante los primeros cinco minutos en los que estuve despierto planifiqué un Domingo lleno de energias y repleto actividades que incluían correr, ir al supermercado, mirar una película y trabajar un poco.

Pasados esos cinco minutos de inocencia empezaron a desfilar por mi cabeza ridículas excusas para no hacer cada unas de esas cosas en las que habia pensado.

Fue así como descarté de lleno la posibilidad de ir a correr por miedo a encontrarme con un trava muerto en los bosques de Palermo, convertirme en el único testigo y pasar el día declarando en la comisaria con modernos policias pro señalándome y refiriéndose a mi como ¨el del trava¨. Luego continué por el supermercado y apareció el miedo de siempre a envejecer haciendo la fila en la caja, entre changuitos y maquinitas de afeitar.

Curiosamente busqué una excusa para no ver una película, y eso que tenía una buena para ver, per leí cuatro críticas en internet y una mala de tres buenas bastó para convencerme de que la película era chotisima. Por último intenté hallar una excusa para no trabajar pero recordé  que no era necesario porque cuando el viernes a las 20hs. mi jefe me llamó para perdirmelo le había respondido con un no que se que mañana hará que mi día no arranque de la mejor manera.

Nose si fueron las excusas en si mismas, pero el hecho de que estén, de saber como y cuando utilizarlas, de ser yo quien las domine a ellas y no ellas a mi, me permitió por primera vez en mucho tiempo pasar un día entero sin hacer nada de nada de nada de nada y fue eso lo que hoy me hizo un poco feliz.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

3 Respuestas a “Día 57 – Las excusas –

  1. Jess

    Quiero comentar porque nadie comento y la parte del trava muerto fue lo que hoy despues de que hayan pasado 6 meses y medio desde que lo hayas posteado, me hizo feliz!

  2. Vivoencharlone

    Gasto mucho más energía en pensar excusas que la que finalmente uso al hacer lo que tenía que hacer.

  3. Yo tiendo a pensar que todas mis mentiras piadosas (el caviar de la excusas) terminan haciéndose realidad. Así que soy cuidadoso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s